Los trabajos de campo se realizarán cuatro años después del primer Plan Proyecto Humanitario desarrollado en el cementerio de Darwin. Allí se pudo identificar a 115 soldados argentinos gracias a las muestras de sangre aportadas por sus familiares.