Desde las entidades que nuclean a las empresas de colectivos del Área Metropolitana Buenos Aires señalaron que existe la posibilidad de no poder brindar los servicios en algunas líneas por la falta de pago de los subsidios y la suba de sus gastos.

Las Cámaras de Transportistas del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) advirtieron que, debido al incumplimiento en los pagos de subsidios, junto con el persistente congelamiento tarifario, no podrán garantizar la continuidad de los servicios en gran parte del territorio de cobertura, con probables interrupciones de servicios en varias líneas de colectivos.

En un comunicado indicaron que, esta situación se debe “a una inédita combinación de factores que explican el deterioro en los servicios que se observa en estos meses y que lamentablemente nos llevarán a una mayor reducción o eventual parálisis de los servicios, de no tomarse medidas urgentes”.

Agrega el documento difundido, que “durante este 2023 se ha registrado la mayor inflación en la Argentina en 30 años. En este contexto, las tarifas han estado congeladas desde el mes de agosto 2023 y durante más de 3 años entre 2019 y 2022. Por otro lado, las compensaciones (subsidios) tarifarias que, deberían cubrir la diferencia entre la tarifa abonada por el pasajero y el costo real de la actividad, se encuentran persistentemente mal calculadas”.

“Esta semana se actualizaron los precios de la estructura de costos a precios de agosto y septiembre ante los vigentes de abril. Una actualización que ya nace atrasada en más de 30%. El sector, así como el país en la actualidad, carece de alternativas financieras para hacer frente a la continuidad de los servicios”, apuntaron.

Y afirmaron que “tampoco cuenta con atributos, que, si tienen otras actividades, de actualizar el precio/tarifa de sus servicios. Somos un sector que destina más del 80% de sus ingresos en salarios, comprar gasoil y repuestos indispensables para operar. Los cuales, además de ser cada vez más inaccesibles por los desfasajes entre los ingresos reconocidos por el regulador y los precios reales del mercado, son cada vez más difíciles de adquirir por el creciente desabastecimiento”.

Finalmente, adviertieron “a la población del inminente impacto de esta situación, y las consecuencias que esto puede traer para millones de personas: Llamamos a la responsabilidad de las autoridades de transporte de las 3 jurisdicciones del AMBA para que se cumplan las obligaciones normativas, de manera que sea posible la continuidad operativa”.

Firman el documento la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (Ceap); la Cámara Empresaria del Transporte >Urbano de Buenos Aires (Cetuba); la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (Ctpba); la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta) y la Cámara de Empresarios Unidos del Transporte Urbano de Pasajeros de Buenos Aires (Ceutupba).

Fuente: Telam