Francia se encaminaba hacia un Parlamento dividido tras las elecciones del domingo, en las que una alianza de izquierda se alzó inesperadamente con el primer puesto por delante de la extrema derecha, en un vuelco que impediría a Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen dirigir el Gobierno.

Fuente: Noticias Argentinas