Se perdieron 175 mil hectáreas en diferentes focos de incendios en distintos puntos del país. El abogado ambientalista Gustavo Madeira explicó en #TodoConVos por la 97.7 que son intencionales, por la expansión de la frontera agropecuaria.

Madeira informó que en lo que va del año "se registraron 27 mil focos de calor a través del sistema satelital, en un 95% producto de incendios, sólo en el Delta del Paraná. El año que hubo mayor cantidad de focos fue 2012 con alrededor de 3 o 4 mil focos de calor. Estamos hablando de una enorme gravedad".

Señaló que los incendios "empezaron en enero, se frenó un poco con el inicio de la pandemia, y en junio y julio se retomó con todo. Esto se debe a la expansión de la frontera agropecuaria básicamente. El proceso de sojización fue muy importante en Entre Ríos."

Agregó que justamente "esto hace que la producción pecuaria no tenga lugar. Entonces lo que están buscando algunos productores es extender la zona para el ganado sobre los humedales del Delta".

Con respecto al negocio inmobiliario que también aparece detrás de los incendios, explicó que "el problema de los humedales es que son zonas básicamente inundables, con un bajo valor. El negocio es comprarlas, rellenarlas y hacer emprendimientos inmobiliarios. Se ve en Tigre, Pilar, Escobar, Luján, y en Entre Ríos también".

En relación a quiénes son los responsables, detalló que "en el caso del Delta hay una causa penal en el juzgado de Paraná. Hay imputados, productores y dueños de tierras que fueron citados. Falta la voluntad política de los gobiernos provinciales, que saben quiénes son. Todos los gobiernos tienen un catastro, es muy fácil saber quiénes son los dueños. También puede pasar que el dueño alquile el terreno y el que alquila es el que produce el incendio. Desde el punto de vista civil el dueño es el responsable. Desde el punto de vista penal no, pero si es responsable el que produce el fuego".

Agregó que "esta semana se presentó la UIF en esa causa penal. Pidió leer la causa para ver si hay alguna relación entre estos delitos ambientales y el lavado de dinero. Medio raro, pero es una línea de investigación nueva. Porque estas personas están agrediendo al ambiente pero además se están enriqueciendo".

Escuchá la nota completa acá.