El servicio de Oncología permitirá realizar tratamientos específicos y tratar y brindar contención a los pacientes oncológicos de la región.

El Hospital Lucio Meléndez de Adrogué está sumando un nuevo espacio construido a nuevo para el servicio de Oncología que permitirá realizar tratamientos específicos y tratar y brindar contención a los pacientes oncológicos de la región. Además, se informó que el nosocomio provincial incorpora nuevo equipamiento.

Desde la dirección del Hospital, que depende del Ministerio de Salud bonaerense, se indicó que “queremos compartir con todos esta gran noticia: la inauguración de un nuevo módulo de 100 metros cuadrados para el servicio de Oncología de nuestra querida institución”.

Se agregó que “gracias a la donación del Sr. Juan Feliciano Aranzay y administrado por la Cooperadora del Hospital, con el apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y en especial gracias al apoyo del director provincial de Hospitales se construyó este gran espacio que permitirá realizar tratamientos específicos y brindará contención a los pacientes”.

Asimismo, para aprovechar al máximo el espacio disponible y el servicio a brindar, un sector estará destinado a la atención e internación breve de pacientes ginecológicos y hematológicos.

En la inauguración de las nuevas instalaciones, las autoridades del Hospital también honraron con una placa al Dr. Jorge Calima, pionero del hospital e histórico y notable médico oncólogo.

El Municipio de Almirante Brown que conduce Mariano Cascallares expresó su satisfacción “por el crecimiento de una institución tan querida para todos los brownianos” y celebró “que el Lucio Meléndez continúe sumando servicios y nuevo equipamiento para la atención de las vecinas y los vecinos en plena pandemia”. 

Nuevas camas y equipamiento

Mientras tanto, y con el objetivo de continuar dando respuesta a la creciente demanda de internación de pacientes en la Guardia del Lucio Meléndez, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires entregó cinco camas nuevas.

Las mismas fueron instaladas en un sector de la antigua UTI, y se les sumó el servicio de provisión de gases medicinales y demás elementos, a la vez que se contrató personal intensivista para ampliar la atención de los pacientes críticos.

De esta forma, no sólo se logrará descomprimir la Guardia, sino que se aumentará la rapidez en la atención y en el trabajo tanto médico como de enfermería, para beneficio de todos.