Desde hoy y hasta el 7 de noviembre estará vigente en la provincia la moratoria impositiva destinada a pymes y otras empresas, con deudas derivadas de su actuación como agentes de recaudación. Lo informó la Agencia de Recaudación ARBA.

El plan de regularización abarcará deudas provenientes de retenciones y percepciones no efectuadas, no ingresadas o ingresadas fuera de término; con relación a Ingresos Brutos y Sellos, vencidas al 31 de diciembre de 2020, tanto en instancia judicial como prejudicial.

Si el acogimiento se realiza en la primera etapa del programa, la condonación de recargos y multas para microempresas será de 90%; para las pequeñas, 80%; medianas, 70%; en tanto que para el resto será de 10%. Esta etapa va desde el 10 de mayo hasta el 4 de julio próximo.

Con el correr de los meses, el porcentaje de quita irá decreciendo. Es que los beneficios del plan buscan incentivar a las empresas para que regularicen su situación con mayor premura, explicó ARBA.

El programa prevé, dependiendo en cada caso del tamaño de la empresa y el tipo de deuda, la posibilidad de financiación en hasta 48 cuotas. En los plazos largos, con el pago de un anticipo y, en los más cortos, sin necesidad de ello.

Los agentes de recaudación también podrán regularizar deudas correspondientes a intereses, recargos y multas. También las que provengan de regímenes anteriores, caducos al 31 de diciembre de 2020, relacionadas con retenciones y percepciones no efectuadas; o no ingresadas de Ingresos Brutos y Sellos.

La operatoria

Para realizar directamente el acogimiento, los responsables, apoderados o apoderadas de las empresas deberán ingresar a www.arba.gob.ar. En la web del organismo dispondrán de una aplicación para tramitar las adhesiones, puntualizó el organismo, en un comunicado.

El director de ARBA, Cristian Girard, aseguró que la moratoria es “una medida extraordinaria adoptada en un contexto extraordinario. Permitirá a las empresas que adhieran regularizar deudas impositivas, levantar embargos y volver a tener la posibilidad de obtener créditos”.

Además, destacó que la decisión “forma parte del programa de recuperación productiva que puso en marcha el gobernador Axel Kicillof para reactivar la economía, generar empleo y mejorar los ingresos populares”.

Girard señaló también que “el beneficio principal de este plan es la condonación de recargos y multas”. Y explicó que “esa quita estará segmentada según el tamaño del contribuyente, favoreciendo a pymes y microempresas; y será mayor para quienes adhieran rápidamente a la moratoria”.