"Estamos cansados de ser el pato de la boda. Los trabajadores somos la solución, no el problema", aseguró Roberto Fernández, de la UTA. La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte abrió la posibilidad de mantener disponible ese día un 30 por ciento del servicio de transporte público para que los trabajadores participen de la protesta contra el DNU del Gobierno.

La gremios que conforman la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) anunciaron este jueves que el 24 de enero próximo paralizarán el servicio de colectivos y trenes en todo el país para adherir a la huelga que llevará a cabo ese día la Confederación General del Trabajo (CGT) en rechazo a las reformas económicas y laborales que anunció el presidente Javier Milei por medio de un DNU, informaron fuentes sindicales.

"La reunión del Consejo Directivo de la CATT, que dirige Sergio Sasia, resolvió adherir al paro propuesto por la CGT", informó en un comunicado Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), uno de los gremios que integran la CATT.

La Confederación, además, abrió la posibilidad de mantener disponible ese día un 30 por ciento del servicio de transporte público para que los trabajadores participen de la protesta anunciada por la central obrera frente al Congreso nacional.

"Estamos cansados de ser el pato de la boda. Los trabajadores somos la solución, no el problema. Los trabajadores de la actividad del transporte de colectivos de pasajeros estamos en estado de shock viendo el abandono por parte de autoridades nacionales y provinciales", destacó Fernández.

Además de adherir a la medida de fuerza anunciada por para el 24 de enero, la CATT definió realizar el día 17 de este mes un plenario nacional que tendrá la participación de las delegaciones regionale. 

Al finalizar ese encuentro, se llevará a cabo una conferencia de prensa para explicar la postura de los gremios que representan a los trabajadores del transporte marítimo, terrestre y aéreo.

El Comité Central Confederal (CCC) de la CGT decidió hace una semana concretar un paro general nacional a partir de las 12 del 24 de enero, que incluirá una movilización al Congreso, en rechazo al decreto de necesidad y urgencia (DNU) de desregulación económica dictado por el presidente Javier Milei.

Además, el CCC aprobó la realización el 10 de enero próximo de un plenario de delegaciones regionales en el Salón Felipe Vallese de la sede sindical, ubicada en la calle Azopardo al 800.

Fuente: Télam