Lo afirmó el coach, Germán De Dio, en el programa Bienestar y Otras Yerbas.

«Quizás uno no la está pasando bien y miran a su entorno, amigos, familia, y dicen ‘pero esta persona no tendría que quejarse de nada, está bien económicamente, tiene familia, salud y demás’. Sin embargo esas personas también pueden tener un vacío y sentirse mal. Tenemos muchas veces, la creencia errónea de que si tenemos lo que supuestamente tenemos que tener para esar bien, estamos bien», dijo el profesional.

Y agregó: «Tendemos a romantizar la felicidad que cuando consiga más cosas voy a estar bien. Aunque tengamos ‘todo’, no será así. La felicidad va por otro lado».

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA, ACÁ: