Culminó la 19na “Semana de concientización contra el consumo de sal”, una acción conjunta a nivel global iniciada en 2005. La nutricionista del Hospital Británico Nélida Adriana Zucotti advirtió que en Argentina "casi triplicamos el consumo recomendado".

La especialista detalló que "la recomendación del consumo de sal es de 5 gramos, y estamos consumiendo entre 8 y 16 gramos por día." Explicó que el motivo "se debe a la cantidad de productos ultraprocesados, desde una galletita dulce, una mermelada. Una factura tiene el 30% de sal en la masa. Consumimos muchísima cantidad de sal, es lo que se llama la sal oculta."

Recordó que "la sal impacta directamente sobre la hipertensión y la enfermedad renal. La persona que la padece, por mínima que sea, debe reducir la sal a la nada misma."

Zucotti destacó que uno de los principales problemas es que "no hay enseñanza de lectura de etiquetas, uno no sabe cómo leerlas, no tenemos conocimiento ni formación." Y recordó que en el Hospital Británico hasta antes de la pandemia se desarrollaban talleres para aprender a leer las etiquetas de los alimentos.

En tanto, advirtió que "todas las sales tienen sodio, la del Himalaya, la marina, en tanto la etiqueta no diga sin contenido en sodio o NA. Siempre la sal es sal, sea de donde sea. La que dice sin sodio puede ser de potasio o de otros minerales."

Recomendaciones

Respecto a cómo reducir el consumo de sal recomendó: "una manera práctica es cocinar sin sal y agregarla en el plato". También "usar hierbas como condimento. Cúrcuma, gengibre, estilo indio, armenio, árabe. Nunca vas a sustituir la sal, pero vas a incorporar otros sabores." Respecto a los sustitutos, recordó que "la salsa de soja tiene muchísimo contenido en sodio, aunque hay una versión sin sodio."

Y finalizó diciendo que "cuidar el consumo de sal no es una cuestión de viejos. Es una cuestión de todos." Reconoció sin embargo que "la indicación de reducir la sal es la indicación dietética menos cumplida."

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ