Se trata de Ron Sherman, que tenía 19 años y era hijo de un sobrino del cantautor de Cañada Rosquin. El Ejército israelí informó además que se habían recuperado los restos del rehén francoisraelí Elya Toledano.

Israel anunció este viernes que recuperó dos cadáveres de militares propios que habían sido tomados de rehenes por milicianos del movimiento islamista palestino Hamas en el ataque del 7 de octubre, entre ellos Ron Sherman, sobrino nieto de León Gieco.

"Durante una operación en Gaza, los cuerpos de los rehenes Nik Beizer y Ron Sherman fueron recuperados por soldados de las FDI y trasladados de vuelta a Israel", informaron las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en sus redes sociales, según recogió la agencia de noticias Sputnik.

Sherman, de 19 años, era hijo de un sobrino de León Gieco y desde hace un año cumplía el servicio militar obligatorio en su país.

La última vez que el joven habló con su familia fue en la mañana del 7 de octubre, cuando la base militar en la que se encontraba fue atacada por Hamas.

Cuatro días después, el cantautor oriundo de la localidad santafesina de Cañada Rosquín se refirió a la situación de su familiar.

A través de una publicación en Instagram y con los acordes de su popular canción "Solo le pido a Dios" como introducción y cierre, Gieco pidió por la paz entre árabes e israelíes y dijo que en este tipo de conflictos "los que sufren siempre son los pueblos, tanto judío como palestino", y reclamó por la suerte de Sherman.

"Soy León Gieco y (estoy) como músico comprometido desde siempre con la paz y hoy abrumado por la situación extrema en Medio Oriente, por la ceguera y dureza de los políticos y estos actos de terror, donde las víctimas siempre son los pueblos, tanto palestinos como israelíes, siempre los pueblos", dijo el músico.

"Pido -agregó- por una salida pacífica en este conflicto milenario y cruel, pido por el regreso de todos los rehenes a sus lugares y en mi caso particular pido por la vuelta de mi sobrino Rony Sherman, por el amor que nos une como familia y por el amor universal que no debe morir jamás", añadió.

Fuente: Télam