El mandatario comunal -Andrés Watson- visitó la evolución en los trabajos realizados para renovar el establecimiento pedagógico ubicado en el barrio San Eduardo.

“Un edificio escolar con grandes dimensiones que requería intervención para optimizar sus condiciones y acompañar la calidad tanto en la enseñanza como en el aprendizaje con una infraestructura acorde”, describió la primera figura en la Intendencia.

La máxima autoridad distrital recorrió aulas, sanitarios, pasillos, dependencias, cocina, el salón de usos múltiples, la dirección, el sector de entrada y salida, los patios externos e internos.

“La modernización del inmueble fue completa y estuvo diagramada con un objetivo: tener ámbitos cómodos, equipados, seguros para estudiantes, docentes, directivos, auxiliares”, explicó el Alcalde.

Posteriormente, el titular en el Ejecutivo varelense subrayó “la importancia de preservar la educación pública como una política prioritaria en los tres estamentos gubernamentales: Nación, Provincia y Municipio”.

Las tareas, solventadas con recursos pertenecientes al Fondo Educativo, fueron divididas en dos etapas. La instancia inicial incluyó reparación de cubiertas, cielorrasos, y desagües pluviales.

El segundo período abarcó la reestructuración total de la instalación eléctrica, iluminación LED junto a la colocación de nuevos artefactos, pintura y construcción de veredas perimetrales para conectar con la plaza lindante.

La responsable en la institución -María Solis- afirmó: “Las modificaciones realizadas eran indispensables. Los arreglos provocaron en todos y todas la impresión de estar en un lugar nuevo”.

“Garantizar un buen espacio era un derecho para toda la comunidad que resultaba imposible alcanzar sin la ayuda del Estado. Un beneficio para cuidar y disfrutar”, aseveró la mujer.

Estuvo la secretaria de Educación, Andrea Digiobani; el secretario de Obras, Servicios Públicos, Ambiente y Planificación Urbana, Diego Trejo.