Según se desprende de los resultados de una encuesta privada, solo el 15 por ciento de los argentinos consume carne en forma diaria, mientras que se redujo también el consumo de verduras, frutas y lácteos, y creció el de harinas y panificados.

La investigación fue realizada por el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, en base a una encuesta que se desplegó en siete ciudades del país.

En el informe se pudo establecer que, por distintos factores, la dieta de los argentinos está cambiando y sólo un 15 por ciento actualmente consume carne en forma diaria.

En tanto, solamente la mitad consume en forma diaria verduras, y uno de cada tres, frutas, leches y yogur, por lo que se puede inferir la gran presencia de harinas y panificados en la dieta actual de los argentinos.

Al respecto, la directora de la Licenciatura en Nutrición de la Universidad Siglo 21, Natalia Cervilla, sostuvo que se trata de “una tendencia a nivel mundial, que da como resultado problemas de malnutrición, obesidad, un aumento de la diabetes, entre otros”.

Por otro lado, entre los resultados destacados del estudio, se señala que sólo 4 de cada 10 personas manifestó que consume verduras de manera cotidiana; un tercio de los encuestados afirmó que consume frutas, leche o yogur de manera diaria, y el consumo cotidiano de carnes se reduce a menos del 15% de la muestra.