Luego de que cuatro fiscales se apartaran de la investigación por el homicidio de Lautaro Morello y la desaparición de su amigo Lucas Escalante, la causa fue sorteada y quedó en manos de Daniel Ichazo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 1 de Berazategui.