La candidata de izquierda será la primera mujer en la historia del país en asumir la máxima responsabilidad al frente del Estado.