“Hemos llegado a un entendimiento para obtener un puente de tiempo para no entrar en default el 31 de julio este año”, dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán. El primer pago será el 31 de julio y el segundo, el año próximo, por un monto de US$430 millones “a cuenta de capital”.