El mandatario comunal -Andrés Watson- otorgó kits con recursos pedagógicos, útiles y electrodomésticos a representantes de establecimientos dedicados tanto a la contención como a la formación de las primeras infancias durante un encuentro en el predio de la ex – empresa AGFA situado en calle Jorge Newbery esquina Posadas.

“Todos los elementos fueron distribuidos en las instituciones con una finalidad: modernizar los espacios para el aprendizaje de nuestros niños y niñas, potenciar su tarea diaria, optimizar las condiciones en su labor con la proyección de mejores resultados”, describió el Alcalde.

En ese contexto, el titular en el Ejecutivo distrital recordó “la puesta en valor de la infraestructura en las entidades existentes, la inauguración de nuevos inmuebles y su pertinente equipamiento en pos de garantizar a chicos, chicas, un derecho fundamental: su educación”.

Por último, el responsable del gobierno municipal reflexionó sobre “la importancia de trabajar juntos, juntas, por un futuro promisorio para las próximas generaciones con inclusión e igualdad de oportunidades y un respaldo concreto desde el Estado en su crecimiento”.


La secretaria de Desarrollo Social -Laura Vivas- indicó “la elección de las herramientas asignadas a cada lugar según sus necesidades y proyectos del ciclo lectivo en curso. Una evidencia categórica de la relevancia que adquirieron estos ámbitos en la consolidación de las trayectorias escolares”.

Además, la funcionaria remarcó “la compra de los insumos con capital de la administración local con una misión: contener, asistir a nenes y nenas, sus familias en lugares cómodos, confortables, cálidos, con los materiales imprescindibles y rodeados por excelentes profesionales”.


Con más de dos décadas y media de trabajo en el Centro de Desarrollo Infantil “Rincón de Luz", ubicado en Agustín Ramírez, su directora -Lorena- consideró a la recepción de los instrumentos “un enorme avance en múltiples aspectos: didáctico, nutricional, asistencial, psicomotriz”.


La coordinadora en el CDI “Rayito de Sol” del barrio San Francisco, Karina, reveló: “La llegada de todas estas cosas hermosas fue una caricia al alma. Una manera de reivindicar nuestro desempeño y fortalecer el vínculo con la comunidad al elevar su calidad de vida”.