El Ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación llegó a La Plata para brindar una charla abierta en Plaza San Martín y allí dejó conceptos sobre diversas realidades que se viven hoy en el país. “Los DNU, son de Necesidad y Urgencia; pero no entiendo cuál era la Urgencia que había para desarmar la Ley de Medios. La verdadera urgencia era pagarle a Clarín, no era una urgencia pública”, aseguró.


Ante miles de personas que se acercaron a la mateada organizada por una veintena de agrupaciones políticas y sociales en Plaza San Martín que convocaron bajo el lema “Por la defensa de nuestras conquistas, acá no se rinde nadie”, el recientemente designado como Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Raúl Eugenio Zaffaroni, en compañía de los legisladores del Movimiento Evita, Leonardo Grosso y Gustavo Di Marzio, marcó su postura sobre el escenario político, social y jurídico que atraviesa Argentina.

“Es un momento que se puede definir como caos institucional y desgraciadamente el caos institucional anuncia, por regla general, otros caos: sociales, políticos, etc. Es casi indefectible que esto vaya a suceder, lo único que pido y exhorto es que no aceptemos provocaciones; no es momento de puños, es momento de neuronas”, aseveró Zaffaroni.

Además de ser crítico ante los DNU, explicó que para él la Democracia tiene la regla sagrada de que “el que gana gobierna”; y en el mismo sentido dijo que “no puede gobernar de cualquier forma, tiene que hacerlo respetando a todos, a los que ganaron y a los que perdieron. Y el que gobierna democráticamente tiene que respetar además el derecho de la minoría porque al respetar el derecho de la minoría acepta el de la mayoría a cambiar de opinión, de lo contrario la democracia se acaba. La democracia es democracia sólo con respeto de las minorías. En este sentido me niego a considerar a Hitler o Mussolini como demócratas, más allá que ganaron por mayoría”.

Ante el grito del público de “vamos a volver”, Zaffaroni disparó: “Estamos seguros de que lo Nacional y Popular va a volver, porque los pueblos no se quedan tranquilos cuando son sometidos”, y le pidió a la militancia presente que “es momento de pensar qué errores se cometieron para no permitir que el neoliberalismo continúe ascendiendo”.

En cuanto a la consulta sobre la situación de Milagro Sala, el ex Juez de la Corte fue tajante: «ella no está ni procesada, está detenida; mientras que el Presidente del Banco Central está procesado y sin embargo, es el presidente».

La charla también tuvo pedidos de Justicia para la joven Yésica Emilia Uscamayta, fallecida el pasado 31 de diciembre en la fiesta clandestina “La Frontera”; y un momento emotivo cuando la madre de Plaza de Mayo Adelina Dematti de Alaye se acercó a abrazar a Zaffaroni y a agradecerle por el acompañamiento en su lucha.

Ezequiel Bértola