Desde la mañana de este martes comenzó a regir un aumento de 4 por ciento promedio en los combustibles que comercializa YPF en todo el país, según informaron voceros de la compañía.

La petrolera estatal, líder en el mercado argentino con una participación de 55 por ciento del mercado, se sumó así a la decisión adoptada anoche por Axion, que remarcó los valores un 6 por ciento. Se prevé que en las próximas horas Shell podría implementar una medida similar.

En el caso de YPF, las naftas registraron aumentos de 3,9 por ciento, mientras que el gasoil escaló 4,5 por ciento.

Luego de la suba, en los surtidores de la ciudad de Buenos Aires los precios vigentes quedaron 42,01 pesos para la nafta súper, 48,47 pesos para la nafta premium, 39,65 pesos para el diésel y 46,40 pesos para el diésel premium.

LF