La petrolera de bandera estipula una suba cercana al 1,6 por ciento promedio en el precio de sus combustibles para todo el territorio nacional desde este martes.

«Todos los productos quedan por debajo del valor que fija la competencia. Además, son los más bajos de la región», afirman desde la compañía. «El aumento responde a la última suba del crudo», argumentan.

De esta manera, la firma que ocupa el 55% del mercado presenta una nueva escala por litro que en la Ciudad de Buenos Aires será:

– Nafta súper: de 36,99 a $37,62

– Infinia (la marca premium): de 42,89 a $43,40

– Gasoil Diesel 500: de 34,59 a $35,18

– Infinia Diesel: de 40,49 $41,18

El 7 de enero, la empresa reduce el precio de sus combustibles hasta un 3,2% en distintas regiones del país. Era la segunda baja desde el 3 de diciembre, cuando la petrolera recorta sus naftas hasta un 1,5 por ciento.

Emmanuel Angelozzi