Federico Giménez, integrante de Ediciones Ciccus, dialogó con ‘Me gusta 97’ a propósito del VIII Congreso de la Lengua Española que tuvo lugar en Córdoba.

«Fue un evento bastante importante en Córdoba. Nosotros participamos con un stand de Ediciones Ciccus, es nuestra forma más concreta y real de participación, llevando al Congreso la literatura que ofrecemos y que proponen nuestros autores; también como Institución cultural, como un espacio del ámbito de la producción literaria, estos encuentros representan estados del área y son necesarios y promueven el repensar de nuestras prácticas», sostuvo el experto.

Respecto de debates que excedieron el mero fin del encuentro, Giménez expresó: «La situación del lenguaje inclusivo está penetrando la agenda político cultural del ámbito literario; existen quienes aún consideran que es muy difícil de catalogarlo como un proceso definitiva, pero nada es un proceso definitivo y menos en la lengua, la cual cambia todo el tiempo. Pero están quienes creen que es una moda, y quienes, por el contrario, sostienen que puede transformar nuestra lengua, lo cual es algo muy interesante porque está en nuestras manos; el primer paso político está dado que es la discusión y el debate; que se converse desde la escuela, hasta los políticos e intelectuales».

Respecto de si aporta a la ‘democratización’ de los saberes que se discuten en este ámbito la presencia de actores de redes sociales en el marco del Congreso de la Lengua para su difusión, el especialista señaló: «Existe un gran conflicto de que por un lado hay una situación de participación y acceso a las lecturas gracias a las redes sociales, de poder acceder a través de los dispositivos digitales y demás, pero en la cadena histórica es parte de un mismo proceso industrial, homogeneizante, y por lo tanto son discutibles los accesos que nos dan las redes; las cuales también están atravesadas por noticias falsas, el control de datos; cada persona que aprieta un botón en su computadora e ingresa a un sitio de internet, eso transforma en una lectura de conducta, con lo cual hay una lógica de control detrás muy fuerte, lo que hace que sean dispositivos de dominación».

 

Escuchá la nota completa:

 

 

AgenHoy Digital