El presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, advirtió que «no hay precios de referencia» ante una «desconfianza total».

 «Se necesitan medidas de fondo», puntualizó y analizó que la posibilidad de poner en marcha un acuerdo de precios y salarios «es para ir buscando consensos».

Según su criterio, «hay una desconfianza total» en un contexto en el que «no hay precios de referencia».

«Las empresas tienen que ganar para seguir invirtiendo», aseguró y sostuvo que ese tipo de acuerdo busca «no tener ganancias extraordinarias» y encontrar «el equilibrio».

De ese modo, afirmó: «Es un esfuerzo de las dos partes» y subrayó también que «la Argentina tiene una falta muy grande de divisas porque gasta más de lo que produce».

Acevedo consideró que los primeros años del Gobierno próximo serán «muy duros», mientras remarcó: «Lo que se tendría que haber hecho en estos últimos cuatro años se fue postergando por diferentes motivos».

 En diálogo con CNN Radio, evaluó: «Hay muchas cosas que arreglar y hay algunas que son complicadas».

El titular de la central fabril criticó al presidente Mauricio Macri al sostener: «Ignoró a la industria, siempre la vio como algo antiguo».

«No es antigua o moderna. Es competitiva o no. Y es tremendamente competitiva», argumentó y opinó que el candidato presidencial opositor Alberto Fernandéz «tiene empatía con el plan» presentado por la UIA para poner en marcha al sector.

Por otro lado, recordó que la suma de cinco mil pesos que se pagará a trabajadores del segmento privado «no es un bono, es un adelanto de los sueldos».

«Se hizo obligatorio y no tiene cargas sociales«, señaló y analizó que la intención es recuperar «la capacidad de gasto».

«, señaló y analizó que la intención es recuperar «la capacidad de gasto».

Se lamentó porque «hay muchas empresas que no lo pueden pagar», pero destacó que de tener complicaciones, se puede abonar en cuotas.

Agenhoy