La gobernadora saliente, confesó que tenía una “sensación agridulce” con los resultados electorales.

Sin embargo, María Eugenia Vidal les dio un respaldo a todos los diputados y senadores electos y recalcó como positivo el triunfo en la gran mayoría de los municipios del Interior y en ciudades claves como La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca.

Vidal estuvo acompañada por su mano derecha, el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y el vicegobernador saliente Daniel Salvador.
La mandataria aseguró ante los presentes que “seguirá activa” en la política en la provincia de Buenos Aires.

El cónclave se dividió en dos tramos: una reunión con senadores y otra con diputados. Entre los presentes se comentó sobre la posibilidad de mantener los bloques en unidad, aunque nadie pudo dar certezas de cumplimiento.

Antes de los resultados de las elecciones del domingo 27, varios fueron los radicales que pusieron sobre la mesa la idea de una ruptura de bloques, ante lo que parecía una aplastante derrota en manos del Frente de Todos.
Sin embargo, la remontada de Macri y el 40 % alcanzado, cambiaron el eje y ahora parece ser que la unidad podría continuar.

Por otro lado, Vidal, Salvai y Salvador, recordaron que la alianza Cambiemos en la provincia de Buenos Aires es “dónde mejor funcionó”.

Agenhoy