La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, insistió en que no será candidata a presidenta el año próximo y que eso obedece a un «compromiso» que realizó con los ciudadanos de su provincia, al tiempo que reconoció que 2018 «fue un año complicado» pero consideró que «estamos en el camino correcto».

«No voy a presentarme a la presidencia. Me comprometí con los bonaerenses y le doy valor a mi palabra. No lo voy a hacer», enfatizó Vidal.

En declaraciones a Radio Continental, la mandataria oficialista consideró: «este año fue muy complicado pero creo que hay una diferencia enorme con otros años complicados».

«Nosotros no ignoramos los problemas y venimos acompañando. Es un camino muy difícil pero necesario, no es lineal, hay avances y retrocesos. Lo que duele no son los números, sino la realidad», subrayó.

Para Vidal, «si hay pobreza es un fracaso de toda la política», al tiempo que indicó: «tenemos que hacer que esta crisis sea la última».

«Hay una oportunidad de mejora el año que viene. Tiene que recuperarse la economía», advirtió por otra parte la gobernadora bonaerense.

Al hacer una evaluación de la gestión de Cambiemos, consideró que «ha habido un cambio, quizás no el que todos esperaban, pero algo empezó a cambiar».

«Nadie esperaba que en la provincia se terminaran los barones del Conurbano «, enfatizó Vidal, quien consideró que «la gente voto más profundo que su bolsillo y creo que la gente sigue sin querer volver al pasado».

También celebró que «después de un año tan difícil, Cambiemos se mantiene igual de sólido» y consideró que «no hay posibilidad de ruptura».

En forma paralela, Vidal rechazó que en el país haya «presiones a los jueces» y señaló que «la justicia puede investigar, tanto que hay algunos jueces y fiscales en la provincia presos por otros jueces y fiscales, algo que nunca había pasado».

«Se dijo que Monzó se iba este diciembre y al final sigue».

LF