En la asunción como Gobernador, Kicillof habló sobre el estado financiero de la Provincia y dijo que “lo que dejo Vidal en la caja no alcanza para cumplir con los compromisos de los próximos 30 días”.

La vicegobernadora, Verónica Magario fue la encargada de tomarle juramento, mientras que la Gobernadora saliente le entregó el bastón y la banda al actual mandatario provincial.

Ante la presencia de Cristina Fernández de Kirchner, su mentora, y del presidente Alberto Fernández, Kicillof  manifestó: “Hoy es un día muy especial, muy importante para todos, y sobre todo para mí”. “Es el día en el que vengo a comprometerme ante ustedes a trabajar sin descanso y con honestidad para reconstruir la provincia de Buenos Aires”.

Comienza una nueva era “para recuperar los derechos perdidos, pero también para transformar a fondo y en su estructura a nuestra Provincia”. “Hoy es el primer día de una etapa diferente que fue abierta ayer por Alberto Fernández, cuya asunción y discurso empezaron a señalar un nuevo horizonte de reparación y de esperanza” destacó el flamante gobernador. Y, en ese sentido, continuó “las elecciones de octubre que nos trajeron acá, arrojaron un resultado para muchos inesperado y sorpresivo, se esperaba una victoria el oficialismo pero triunfó la oposición y lo hizo por la mitad + 2, una diferencia cercana a los 15 puntos”. “Fue un resultado muy contundente, que  nos invita a reflexionar y pensar acerca de los motivos”. “Por un lado expresa mal estar y rechazo a una situación económica durísima, y por otro, a una política económica y a una lógica de gobierno que nació con muchas promesas y que después se baso en el marketing político”. Además resaltó “la sociedad y el pueblo, no quieren  persecuciones, ni un estado ausente, distante, acusador que culpa a las victimas, que no cuida, no sana y no contiene”.

“Ha habido un contundente rechazo al modelo,  que a la vez expresa apoyo, adhesión, entusiasmo y  esperanza, y esto tiene que ver con la unidad”  exclamó el funcionario y explicó “esta unidad, no es solo de la oposición que posibilitó el resultado, sino también de los bonaerenses”.

“En esta elección lo que ganó es la idea de una provincia de Buenos Aires que vuelva a ser productiva y no especulativa, una provincia solidaria y no egoísta, con un estado presente comprometido y cercano, y ese es el enorme desafío que tenemos por delante” aseveró Axel al hablar en la Legislatura.

La asunción de Kicillof al frente de la provincia de Buenos Aires significa la vuelta del peronismo al bastión electoral más importante del país luego de los cuatro años de Cambiemos.

Nos pidieron un estado codo a codo que le dé una mano a los bonaerenses” porque  “el pueblo de la provincia de Bueno Aires aprendió sus lecciones históricas, observó la región y el mundo, y nos trajo aquí de manera democrática y pacifica”. “Somos la  generación  de la restauración de la democracia, venimos a transformar la provincia democrática y pacíficamente, incluyendo a todos”. “Yo espero estar a la altura, pero no pretendo ser de un espacio político, de un grupo o de un sector, sino de todos los bonaerenses” aseveró el nuevo gobernante.

Además, el político habló de la historia de la provincia y de la coyuntura bonaerense y nacional en que asume y señaló “hemos dedicado mucho tiempo en recorrer la región y encontramos una realidad que hace falta decir, porque no es lo que reina en los diarios”. “Hay  inflación acumulada, devaluación, indigencia, desempleo,  puestos de trabajo perdidos, una deuda que representa el 95 % del producto interno, caída del producto, perdida del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones, una economía en un default virtual y sobre eso la vuelta del FMI en su carácter de prestamista y autoproclamado auditor de la economía argentina” explicó y añadió “no creo que dejen una vara muy alta, sino un desempleo muy alto,  una deuda muy alta y las condiciones económicas muy abajo”.  “Tenemos que mirar la realidad porque es la única verdad que tenemos por delante” aseguró.

Por otro lado, el economista,  informó que “la transición fue muy correcta” y dijo que la información recopilada “estará reflejada en un documento que será publicado en los próximos días”, al tiempo que aseguró «se habló de que dejaban una caja de 35 millones de pesos, tendremos que verlo, pero el problema no es cuanto queda sino las necesidades que hay que atender, y esa cifra no alcanza para atender las obligaciones básicas de la provincia, que totalizan 40 mil millones de pesos. Estimamos con deuda y no pago a proveedores en 50 mil millones de pesos.»

Al presentar los lineamientos centrales del proyecto productivo integral y de desarrollo que quiere llevar adelante basado en cuatro ejes centrales que son: el empleo, la producción, la educación y la salud, el funcionario bonaerense adelantó que trabajan en diferentes planes y programas de emergencia que daran a conocer a la brevedad y tiene como principal fin poner a la provincia de pie.

Al finalizar su discurso, el Gobernador se dirigió a la Fiesta Popular #Axel Gobernador que fue convocada por redes y tiene lugar en la plaza San Martín, corazón de la ciudad de La Plata.


El jueves, Kicillof pondrá en funciones a todo su gabinete. La jura será al mediodía en el teatro Coliseo Podestá.  El lunes, el ahora Gobernador había presentado al equipo que lo acompañará en la gestión. Lo integran Carlos Bianco (Jefatura de Gabinete); Pablo López (Hacienda); Augusto Costa (Producción y Ciencia y Tecnología); Daniel Gollán (Salud); Julio Alak (Justicia y DDHH); Seguridad (Berni); Agustina Vila (Educación); Estela Díaz (Mujer y Políticas de Género); Jesica Rey (Comunicación Pública); Fernanda Raverta (Desarrollo de la Comunidad); Teresa García (Gobierno); Federico Thea (Secretaría General); Agustín Simone (Infraestructura); Mara Ruiz Malec (Trabajo); Javier Rodríguez (Desarrollo Agrario); Cristian Girard (ARBA) y Juan Cuattromo (BAPRO)

AgenHoy Digital