En las últimas horas se conoció la existencia de una nueva denuncia por abuso sexual contra el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Manuel Mosca, del PRO. La mujer (a la que se nombrará como C.E. para reservar su identidad) ejerce un cargo político dentro del oficialismo en una localidad del interior bonaerense.

La mujer, siguió el camino de la primera denunciante y dejó todo asentado ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Allí relató acosos que habría sufrido años atrás y no se habría tratado de un único momento. Esta segunda denuncia se da en medio de un total hermetismo por parte del PRO, a diferencia de lo que sucedió con el primer caso. Ante las consultas de este portal, aún no hubo respuestas por parte del entorno del diputado.

De esta manera ya son dos las denunciantes dentro del partido que apuntan hacia Mosca en la Justicia. Las mujeres están en contacto entre si y no se descarta que aparezcan nuevos testimonios.

El caso anterior fue denunciado el sábado 27 de abril. El lunes 29 fue Mosca quien se acercó a la fiscalía de Álvaro Garganta y presentó una denuncia por «extorsión».Según trascendió Garganta ya habría pedido a la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires la denuncia de esa primera mujer para contrastar información que haya presentado el legislador.

Además el juez Félix Igarzábal del Juzgado Civil N°8 determinó que el legislador —armador territorial del PRO y esposo de la senadora nacional Gladys González— no puede acercarse ni tener contacto alguno con la denunciante. El juzgado es de CABA, ya que la mujer vive en esa ciudad. En paralelo, la denuncia se trasladó al fuero penal de la ciudad de Mar del Plata, jurisdicción donde sucedieron los supuestos abusos años atrás.

Licencia

La denuncia de esta segunda dirigente del PRO llegó 48 horas antes de que la Cámara aprobara el pedido de licencia por 60 días que presentó Mosca el 29 de abril. En su lugar asumió la vice, Marisol Merquel y el kirchnerista Carlos “Cuto” Moreno, quedó a cargo de la vicepresidencia. Tras la salida de Mosca de la presidencia de la Cámara de Diputados, pedirán además una auditoria para revisar los gastos durante su gestión.

La iniciativa es del legislador y ahora actual vicepresidente de la Cámara baja, Carlos “Cuto” Moreno. Mientras tanto, un clima raro se vive en la Cámara de Diputados luego de que se aprobará la licencia por 60 días de Manuel Mosca, acusado por presunto acoso sexual, en la que ahora el peronismo se hará cargo de la presidencia del recinto.


Ante este panorama, Marisol Merkel, legisladora que responde al bloque dialoguistas, se quedó con la presidencia, mientras que el segundo cargo fue para el diputado de Unidad Ciudadana, Carlos “Cuto” Moreno, que si bien, entre los dos bloques el 31 % del cuerpo, aun así serán las máximas autoridades de una Cámara que plantea una conducción de “doble firma” que ninguna de ellas pertenecerá al oficialismo o primera minoría.


En este sentido, una de las primeras medidas que tomaría Cuto Moreno sería el pedido de informe a la auditoria interna sobre los gastos de la Cámara baja durante la gestión de Manuel Mosca.
Es que según trascendió, al saberse la noticia, fueron varios los legisladores de Cambiemos que se acercaron al diputado para dialogar y hasta incluso se reunieron con sus pares de Unidad Ciudadana para convérselo en no avanzar con tal medida.


Pero  lo que más sorprendió, fue que Moreno había anticipado que quien podría llevar adelante esa auditoria seria el juez destituido por la gestión de Cambiemos, Luis Arias.
El ex juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, podría volver a la legislatura esta vez para hacerse cargo de la auditoria.

Melisa Delgado Niglia