El ex director del Banco Central Alejandro Vanoli señaló que «este momento económico se asemeja a la última dictadura y al 2001». También agregó que «la Argentina tiene un problema estructural que es la restricción externa y este gobierno lo único que hizo fue agudizarla brutalmente.

Este gobierno desestimuló la entrada de dólares genuinos al país y estimuló los dólares financieros»Luego manifestó que «vivimos la peor combinación, algo que hace muchos años la Argentina no vivía: una inflación galopante y una gran recesión.Hay un gran déficit externo producto de la apertura importadora y de la desregulación financiera. Lo cierto es que este modelo inviable duró mientras duró la especulación de quienes le prestaron al país para sacar altas tasas. Terminó pasando, como en la dictadura cívico-militar o como en los 90′, que los grandes jugadores salieron del casino, tratan de sacar sus ganancias y tienen esa demanda que, lamentablemente, si el país no logra, con otro tipo de políticas, paliar estos faltantes se va terminar agudizando esta presión devaluadora en los próximos meses».


Entre otras cosas, el ex funcionario subrayó que «el endeudamiento es récord para nuestro país, ni en los 90′ o en el 2001 hubo, en términos de la capacidad de pago, este nivel de endeudamiento.La Argentina esta atada a la suerte de una economía internacional que es muy inestable y en los mercados hay una gran desconfianza sobre la sustentabilidad económica del país».Finalmente Vanoli indicó que «el deterioro de la crisis social es evidente. Sólo el mantenimiento de ciertas políticas asistencialistas esta impidiendo un verdadero estallido social. El deterioro de las condiciones de vida de los distintos sectores sociales es palpable. Hay una pérdida muy grande en los ingresos en relación a la inflación» .

NG