La chiquita que estaba embarazada producto de una violación fue sometida a una cesárea la noche del martes en el hospital del Este «Eva Perón», de esa provincia , donde permanece internada fuera de peligro. La intervención fue confirmada por el secretario ejecutivo médico del sistema provincial de salud Siprosa, Gustavo Vigliocco.


No se respetó el protocolo y se demoró la interrupción del embarazo a pesar del pedido expreso de la niña quien tuvo dos intentos de suicidio y ataques de angustia.
“ Primera Mañana” dialogó con Ramiro Garrocho, Productor de C 10 Tucumán, para conocer de primera mano los pormenores del caso que conmueve y divide a los tucumanos en particular y a toda la sociedad argentina en general.
“Tucumán esta virtualmente partido al medio por esta cuestión , ayer a la mañana en Plaza Independencia se manifestaban los pañuelos celestes y verdes, porque la discusión ha virado hacia la cuestión del aborto, los que están a favor o en contra , cuando en realidad la discusión a mi modo de ver pasa por otro lado”, dijo Garrocho. Y agregó que lo que se deveria discutir en este caso fue la violación de “un derecho que esta consagrado en el Código Penal desde hace casi un siglo”, cuando no se le aplicó el protocolo de interrupción legal del embarazo.

La madre de la menor de edad había denunciado el 5 de febrero en la Unidad Regional Este de la provincia que su hija fue abusada sexualmente por la pareja de su abuela materna y había solicitado la interrupción legal del embarazo (ILE), pedido que reiteró durante la atención médica.
Al tomar conocimiento de lo sucedido la mujer llevó a su hija a un Centro de Atención Primaria de Salud (Caps) de la zona, donde le confirmaron el embarazo de 16 semanas. Luego fue trasladada al hospital del Este, donde está internada bajo la supervisión de profesionales desde el día que la madre radicó la denuncia.
La fiscal Reuter tomó intervención en el caso y ordenó la inmediata detención del abusador.

El Sistema Provincial de Salud (Siprosa) dilató los tiempos para que avanzara la gestación y evitar así realizarle el aborto legal que ella reclamó, vulnerando sus derechos.

“Los sistemas de salud provincial, como está impregnada de esta discusión ideológica y de principios respecto de que si el aborto está bien o mal , comienzan a dilatar este tipo de trámites y en estos casos el transcurso del tiempo es poner en riesgo la salud de la paciente, posibilidad del aborto y es consolidad una situación que después se hace irreversible”, dijo el productor de C10 de Tucumán.

Lucía se encuentra bien de salud, según informaron fuentes del Hospital del Este Eva Perón, donde permanece internada. La criatura que dio a luz pesa alrededor de 600 gramos y se encuentra en Neonatología, con pocas posibilidades de sobrevida, de acuerdo con fuentes médicas.

En cuanto a las repercusiones en la sociedad tucumana, Garrocho indicó: “Este caso generó una conmoción tremenda. Obviamente si es cierto de que las provincias del norte, Tucumán también, mayoritariamente están en contra del aborto”.
“El propio Arzobispo de Tucumán hizo circular un audio de WhatsApp instando a los fieles a rezar para salvar las dos vidas y dio el nombre real de la chiquita en ese audio, a ese nivel estamos hablando de posición y de violación no solo física sino también de derechos , en este caso que le correspondía haber resulto esa cuestión sin tanta exposición”., explicó el productor televisivo.

 

NG