La madre de Marita Verón, la mujer secuestrada en abril de 2002 por una red de trata, contó hoy que mantuvo un encuentro con el referente del Frente de Todos Santiago Cafiero, a quien le pidió que la «ayude a impulsar» la causa judicial para hallar a su hija «y a tantas otras chicas desaparecidas».

Tras advertir que la lucha contra la trata de personas «se quedó estancada» durante el Gobierno de Mauricio Macri, la tucumana Susana Trimarco, señaló que en la reunión con Cafiero, quien suena como posible jefe de Gabinete del presidente electo Alberto Fernández, le planteó la necesidad de hacer foco en la problemática.

«Le pedí a Santiago que me ayude a impulsar la causa para buscar a mi hija y a tantas otras chicas desaparecidas. Estamos muy contentos de poder integrar el equipo de Alberto (Fernández)», indicó Trimarco.

En declaraciones radiales, la madre de Marita Verón realizó una dura crítica respecto de los últimos cuatro años y el impacto que tuvieron tanto en su vida como en la Fundación María de los Ángeles, ya que se quejó de que la lucha contra la trata de personas «se quedó estancada».

«Sufrimos muchísimo. Han sido muy difíciles porque la Fundación no contó con fondos de ayuda», lamentó, al tiempo que señaló que fue atacada por su cercanía con la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner: «Pero no por todo lo que me difamaron yo voy a dejar de tener ese vínculo con Cristina. Debo ser agradecida con Néstor (Kirchner) y con Cristina que me ayudaron a llevar la bandera de la trata de personas«.

En ese sentido, Trimarco se mostró convencida del «compromiso con los derechos humanos, con la sociedad, con la justicia social» por parte de Alberto Fernández.

Agenhoy