“Con los movimientos del dólar, el kilo de pan es probable que en poco tiempo se venda a $120”, señaló Gastón Mora, presidente del Centro de panaderos de Avellaneda y lo calificó de “una locura en un país agrícola-ganadero en el cual producimos el trigo”.

En esa línea, dijo que después de la última devaluación, “algunas panaderías recibieron a $1.200 o $1.300 la bolsa de harina, que antes estaba entre $880 o $900, lo que hace que sea imposible no aumentar el kilo de pan”. La entidad Faipa pide una amplia moratoria para salvar la extendida crisis en el sector.

AgenHoy Digital