Sindicalistas, intendentes peronistas del Conurbano y referentes de organizaciones sociales confluyeron hoy en una audiencia que organizaron para repudiar los aumentos de tarifas de servicios públicos dispuestos por el Gobierno, durante el que convocaron a votar a la oposición para modificar la política energética.

Los intendentes de Esteban Echeverría, Fernando Gray; La Matanza, Verónica Magario; y San Martín, Gabriel Katopodis, se mostraron junto a los precandidatos presidenciales peronistas Felipe Solá y Agustín Rossi y a sindicalistas como Roberto Baradel de SUTEBA, Walter Correa de Curtidores y Hugo Yasky de la CTA de los Argentinos.

También estuvieron diputados como Leonardo Grosso (Peronismo para la Victoria), además de dirigentes como Federico Martelli, secretario general del Movimiento de Unidad Popular (MUP) y candidato a intendente de La Plata.

El encuentro se realizó bajo el lema «Tarifas justas» en el Teatro Astros, ubicado sobre la Avenida Corrientes al 746, en paralelo a la audiencia pública a la que el Gobierno nacional había convocado en el Centro Metropolitano de Diseño, en el barrio de Barracas.

El acto en el Teatro Astros también fue convocado por los gremios «combativos» de la CGT y de las CTA y luego se plegaron los jefes comunales del PJ y representantes de organizaciones sociales, Pymes, de la Defensoría del Pueblo, asociaciones de usuarios y legisladores.

Durante la reunión, Solá advirtió que «las empresas prometieron inversiones y obras», pero que «no cumplieron, no mejoraron el servicio y siguen aumentando el precio».

«Hay una única salida: ganar las elecciones», enfatizó el ex gobernador peronista, uno de los oradores de la jornada.

A su vez, Rossi señaló: «Dijeron que con los subsidios regalábamos la energía y esa es una falacia. Los subsidios significaban una redistribución del ingreso».

«Acabamos de presentar un proyecto de ley para congelar tarifas durante todo 2019 para que los tarifazos que ya empezaron se retrotraigan a los precios de 2018. Vamos a seguir por el mismo camino», remarcó.
Por su parte, Katopodis mantuvo el tono político del encuentro, al advertir que «esto va a cambiar cuando cambie el rumbo en las elecciones».

«Este Gobierno no va a hacer nada para arreglar esto, no sabe ni quiere hacerlo. Nosotros estamos convencidos de que podemos construir otro país, de la mano del trabajo, la educación, la producción y de un proyecto para los 45 millones de argentinos», subrayó.

El jefe comunal de San Martín se pronunció a favor de «un país en el que se puedan pagar las boletas de luz y de gas con el trabajo de cada uno y no que nos corten los servicios porque las tarifas son abusivas e injustas».

En tanto, Gray, que también preside el PJ bonaerense, señaló: «Nuestro deber como militantes del campo nacional y popular es estar del lado del pueblo y defender el derecho de los bonaerenses a pagar tarifas justas».

En el mismo sentido se expresó Baradel, quien afirmó que «uno no puede convencer a nadie si no pone el cuerpo, y los trabajadores vienen poniendo el cuerpo desde el primer día».

«Le vamos a poner un freno al tarifazo, al ajuste y a este Gobierno», agregó.

Durante el encuentro también se expresó el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, quien subrayó que «es momento de poner un punto de inflexión en la política de servicios públicos del Gobierno nacional».

«Las tarifas podían aumentarse, pero de forma razonable, progresiva y proporcional. Nada de esto ocurrió», lamentó.

A su vez, Yasky adelantó que habrá nuevas protestas contra los aumentos de tarifas en marzo y vaticinó «una gran convocatoria cuando aumente el gas».

LF