La Selección argentina de básquetbol se quedó hoy con la medalla plateada luego de no haber podido resolver la encrucijada que le propuso España, que se impuso por 95-75 para lograr su segundo título Mundial, en China, resultado que no opaca el camino albiceleste, que contagió su entrega.

NG