La protesta fue en la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, en el partido de Avellaneda, y afectó el servicio desde las 10.30.

Se levantó el corte de vías en la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, Avellaneda que generó demoras y cancelaciones en el servicio del ferrocarril Roca durante más de seis horas. La protesta la realizaron empleados ferroviarios despedidos, quienes reclaman por su reincorporación. La terminal en Constitución ya abrió sus puertas.

«Decidimos levantar la medida de fuerza solo por respeto a los usuarios, porque la empresa no nos respondió y se rió de nosotros durante todo este tiempo», contó en declaraciones periodísticas Walter Espinoza, uno de los empleados despedidos.

El servicio comenzó a funcionar pasadas las 17, pero estiman que llevará algunas horas normalizar completamente el servicio.

Melisa Delgado Niglia