El Senado bonaerense avanzó en una serie de acuerdos en torno al proyecto que busca proteger a las familias que tomaron créditos UVA. Tras la reunión de la Comisión de Legislación General, el Banco Provincia analizará la posibilidad de ponerle un tope al aumento de las cuotas  que otorga la entidad. La iniciativa se tratará el próximo 25 de abril.

Durante la reunión de Comisión de Legislación General del senado bonaerense, los legisladores de los distintos bloques analizaron el proyecto de Ley de Emergencia de Créditos UVA, presentado por Unidad Ciudadana.


De la reunión participó Diego Rodrigo, uno de los directores del Banco Provincia. Allí avanzaron con una serie de acuerdos en torno a la medida y ahora el Banco Provincia analizará la posibilidad de ponerle un tope al aumento de las cuotas  que otorga la entidad, limitando su valor a un porcentaje fijo del sueldo del deudor.


Según informaron, en el encuentro se resolvió aprobar  varios de los puntos establecidos por la ley, pero no hubo acuerdos sobre el principal de ellos: prohibir que la cuota afecte a más del 30% de los ingresos familiares de los deudores.


Esta cláusula busca que haya un tope en el aumento de las cuotas, ya que en los hechos la limitaría a las subas salariales, en los casos de quienes ya se les represente un 30% de su sueldo.


Tras la reunión de la Comisión de Legislación General del senado bonaerense, el senador de Unidad Ciudadana y creador de la iniciativa, Federico Susbielles, adelantó que hubo “avances” en las discusiones mantenidas con los representantes del Banco Provincia y aseguró “estamos dando un primer paso para proteger a las familias deudoras de créditos UVA. Las autoridades del Bapro fueron receptivas con nuestro Proyecto y por eso creemos que es posible llegar a un acuerdo que le devuelva la tranquilidad a las familias».


“Ya nadie discute que con una cifra de inflación como la que tenemos actualmente, y que incluso hoy marcó un nuevo récord según el INDEC, el esquema UVA tal como fue propuesto inicialmente contrae serios riesgos de hacer colapsar al sistema de créditos hipotecarios. Nuestra responsabilidad como legisladores es atender esta situación y arribar a una solución para todos los deudores, tanto de la banca pública como de la privada, e impedir una crisis”.


Entre los principales puntos del proyecto se destacan la suspensión de las ejecuciones hipotecarias, el tope del 30% para la afectación de la cuota en el ingreso familiar, seguro de cambio para proteger a las familias de los saltos en el valor de la divisa y facultar al Ejecutivo a disponer medidas similares a las que afecten a los deudores de créditos UVA del Bapro para con otras entidades financieras en la provincia.


Durante la última sesión, el cuerpo acordó tratar el proyecto cuando cuente con el aval de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto, que mantendrán el jueves una reunión conjunta. Pese a ello, el análisis del Bapro podría demorar el trámite que estaba estipulado para el próximo 25 de abril.

NG