El candidato del Frente de Todos a gobernador bonaerense, Axel Kicillof les presentó a los intendentes un documento preparado por su equipo, que habla de una victoria «irreversible» en 70 de los 135 municipios y marca los distritos en los que deben enfocarse en la campaña. A La Plata la ubican entre los municipios ganados.

«En esta elección no hay ningún municipio que valga menos que el otro, porque para ganar necesitamos a todos», afirmó el candidato a gobernador. Respaldado por un Power point, Axel Kicillof repasó los resultados de las PASO en toda la provincia y propuso como continuidad de la campaña hasta octubre “no relajarse”.

Como oportunamente informó Infoplatense, les pidió a los intendentes atender la gestión, continuar la pelea por más votos y a aquellos que “están más holgados” en su territorios, que ayuden a los intendentes vecinos y a los candidatos del Frente de Todos, muchos de los cuales se posicionaron en las primarias con posibilidades ciertas de arrebatarle a Cambiemos al menos 30 comunas.

Durante la presentación, hizo una división entre municipios «irreversibles», donde ganaron por una diferencia mayor a 10 puntos; las victorias «a consolidar», donde se impusieron por un margen menor a 10 puntos; y los «reversibles», donde perdieron por menos de 10 y creen que lo pueden dar vuelta.

Entre los irreversibles anotaron a la mayoría de los municipios, algunos de mucho peso como Moreno, Berazategui, Ensenada y La Matanza. Entre los casos a consolidar destacó algunos como Morón e incluso algunos propios como Areco o Cañuelas, por eso el candidato pidió hacer énfasis en ampliar el triunfo en ese listado de 20 distritos.

Según reproduce el documento, habrán de concentrarse en el último grupo, el de los «reversibles», donde ponen el foco en dos distritos claves: Mar del Plata y Bahía Blanca. La Plata, la tercera ciudad del interior que creen clave para consolidar la victoria, la ubican entre los municipios ganados, aunque algunos dirigentes bonaerenses «ponen en duda sostener la victoria porque hubo una interna áspera en la Capital».

NG