El fiscal federal Jorge Di Lello se opuso hoy al pedido de libertad planteado por los iraníes detenidos la semana pasada luego de ingresar al país con pasaportes falsos.

Di Lello sostuvo en un dictamen que deben continuar detenidos porque no tienen arraigo ni domicilio en Argentina para ser notificados o buscarlos ante un requerimiento judicial. También destacó que la falta de identificación real de los acusados.

El pedido de excarcelación ahora debe ser resuelto por el juez federal Luis Rodríguez.

Sajjad Samiel Naserani y Mashoreh Sabzali ingresaron el martes pasado al país por el aeropuerto de Ezeiza provenientes de España. Pero lo hicieron con pasaportes israelíes falsos, lo que figuraba en el sistema de Migraciones que los documentos eran robados. Igual pudieron ingresar.

Luego Interpol hizo averiguaciones y se ratificó el robo de los pasaportes. Naserani, de 27 años, y Mashoreh Sabzali, de 30, fueron detenidos el viernes en un hotel del barrio porteño del Abasto.

Ayer fueron indagados por el juez federal Luis Rodríguez. Naserani declaró que se escapó de Irán porque estaba acusado de adulterio y que salió de España también con pasaportes falsos. La mujer no fue indagada porque hablaba un poco de inglés -había un traductor de ese idioma- y se realizará hoy.

La causa se encuentra en secreto de sumario a la espera del resultado de distintas medidas de prueba que ordenó Rodríguez, quien hoy debe resolver los pedidos de libertad.

El gobierno de Mauricio Macri adelantó que en caso que sean liberados activará los mecanismos para que sean expulsados del país.

Fuente: Infobae

NG