Uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, está sufriendo un fuerte incendio. Las autoridades locales indicaron que toda la estructura que sostiene el techo del templo, donde se estaban realizando trabajos de restauración, «está siendo devorada por las llamas». Esto provocó el derrumbe de la aguja de la catedral.

Philippe Villeneuve, arquitecto a cargo de los trabajos, afirmó a los medios: «Es una catástrofe. Lloro. No puedo imaginar semejante desastre». El arquitecto aclaró que a la hora que se desató el incendio ya no había trabajadores en el lugar.

Un gran despliegue de bomberos trata de controlar las llamas, que salen sobre todo de la aguja central del templo, que es visitado por miles de personas a diario.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, lamentó el «terrible incendio». «Un terrible incendio está sucediendo en Notre Dame de París. Los @PompiersParis (bomberos) están intentando controlar las llamas», tuiteó, mientras el fuego devoraba el techado del monumento gótico, en pleno corazón de París en la isla de la Cité.

Por su parte, el presidente Emmanuel Macron suspendió un discurso que tenía previsto para este lunes.

Dedicada a la Virgen María, la Catedral de Notre Dame (en español, «Nuestra Señora») es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Fue construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, y ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX.

En Notre Dame han tenido lugar varios acontecimientos importantes de la historia francesa: desde la coronación de Napoleón Bonaparte, hasta la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra.

Melisa Delgado Niglia