Desde la Casa Rosada aceleraron las negociaciones con siete gremios para alcanzar la conciliación obligatoria en diferentes empresas y, así, tratar de licuar la huelga de mañana en lugares clave.

Unas horas antes de la medida de fuerza que lanzarán desde esta madrugada los gremios opositores al Gobierno, el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, acordó con siete gremios y cámaras empresarias la conciliación obligatoria para evitar el paro en sindicatos del transporte, los estatales y en el área de comunicaciones.

“Se trató de medidas concretas que pedían las empresas y que la Secretaría de Trabajo entendió que eran proclives para alcanzar un acuerdo mediante el dictado de la conciliación obligatoria», explicó en declaraciones periodísticas un allegado a Fernández Aparicio.

De esta manera, el Ejecutivo logró frenar la huelga en las últimas horas del sector de transporte en los gremios UPSA y APA de la empresas Intercargo y en la Federación Marítima Portuaria por un reclamo en diferentes empresas marítimas. Además, en el gremio APLA se logró el acuerdo para empleados de Aerolíneas Argentinas.

En tanto, en la rama de estatales se llegó a una conciliación obligatoria en el gremio de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA) para Navegación Aérea y en el sindicato de Argentina Sociedad del Estado (EANA).

Para el sector de Comunicación, la Secretaría de Trabajo cerró la conciliación obligatoria en el gremio de Asociación Argentina de actores (AAA), el Sindicato de la industria cinematográfica Argentina (SICA) y la Cámara Argentina de la Industria del Cine y Video Publicitario.

Algunas de estas empresas o gremios ya fueron notificadas de este acuerdo y en otras aún estaban pendientes de notificación al gremio que se dará en las próximas horas dijeron en la Casa Rosada.

Durante toda la jornada de hoy el Presidente y su equipo, comandado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, siguieron de cerca los movimientos del dólar y el impacto de las nuevas medidas de intervención del Banco Central en la Bolsa para eventualmente frenar una nueva corrida cambiaria.

Fuente: Infobae

Melisa Delgado Niglia