Después de 20 horas en Diputados y nueve en el Senado, se aprobó la emergencia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, energética, tarifaria y social.

El Senado sancionó este sábado por la madrugada la Ley impulsada por el Gobierno, que fija un nuevo impuesto sobre el dólar, restablece las retenciones agropecuarias y suspende por 180 días la movilidad jubilatoria. Con 41 votos a favor, 23 en contra y 1 abstención fue aprobado el proyecto en la Cámara Alta.

El proyecto que fue aprobado en la mañana del viernes por la Cámara de Diputados tras un debate de más de 20 horas comenzó a ser tratado por el Senado poco después de las 19:00. Cerca de las 4 de la mañana, el Frente de Todos logró convertirlo en ley luego de otra discusión extensa.

El oficialismo se apoyó en su condición de mayoría y en algunos aliados que lo acompañaron en esta votación y el interbloque opositor Juntos por el Cambio rechazó la iniciativa en general y votó a favor de algunos capítulos en particular.

Durante el debate, el Frente de Todos justificó la declaración de «emergencia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, energética, tarifaria y social» con críticas a los resultados de la gestión de Mauricio Macri, mientras que Juntos por el Cambio apuntó contra la delegación de facultades, la suspensión de la ley de movilidad y las retenciones.

La iniciativa, que marca el inicio de la gestión de Alberto Fernández, establece un impuesto del 30% sobre la compra de dólares para ahorro, gastos con tarjeta y compra de servicios en el exterior; suspende por 180 días la movilidad jubilatoria; establece un nuevo esquema de retenciones y aumenta bienes personales.

También fija un plan de regularización de deudas para las pymes, autoriza al Ejecutivo a revisar el cuadro tarifario del sistema energético y a intervenir los entes reguladores del gas y la electricidad ENARGAS y ENRE, respectivamente.

Melisa Delgado Niglia