Ricardo Russo, detenido y acusado de prostitución infantil, admitió ante la fiscalía que le tomó fotos a las zonas íntimas de sus pacientes en su consultorio dentro del hospital de niños, pero aseguró que fue «con fines médicos».

Declaró el jueves a la noche ante la fiscal Daniela Dupuy que sacó fotos de las zonas genitales de dos de sus pacientes en 2015 para documentar supuestas lesiones en las rodillas y no con fines sexuales, informó el canal C5N.

Las fotos fueron tomadas con la cámara personal de Russo, quien además tenía una memoria con imágenes similares sacadas en el verano de 2018 en una playa. En ese caso las chicas tenían puestas mallas, pero la fiscal consideró que la intención del médico era la misma.

Dupuy solicitó la prisión preventiva para Russo tras su declaración y la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 24, María Alejandra Doti, hizo lugar a su pedido.

Russo era jefe del servicio de inmunología y reumatología infantil del Hospital Juan Garrahan y fue detenido en la playa de estacionamiento de ese centro asistencial. Sus víctimas tienen entre seis meses y 14 años.

El caso se originó en el marco de una operación internacional denominada «Luz de Infancia III» llevada a cabo por las autoridades de Homeland Security de los Estados Unidos (FBI) y del Ministerio Público de la Acusación de Brasil.

Melisa Delgado Niglia