Compartimos la columna editorial del Coordinador General del Grupo AgenHoy en el programa radial “Primera Mañana”.

El dicho se usa para dar a entender que no se debe cantar victoria antes de tiempo, pues la vida da muchas vueltas y, quien ahora se siente triunfador, puede encontrarse con un cambio inadvertido. Así, el refrán hace un llamado a controlar la soberbia.

El dicho se usa también con frecuencia cuando alguien alcanza una meta soñada desde hacía mucho tiempo, mientras que sus rivales se le adelantaban o mientras que era criticado por su empeño.

Para algunas personas, este refrán se enuncia cuando alguien ha sido humillado o vencido, normalmente de forma injusta, y espera en el futuro estar en una posición que le permita ver al otro caer, triunfar sobre el otro o vengarse del otro. En este sentido, el refrán es equivalente al dicho “La venganza es un plato que se come frío”. Pero este no es su uso más extendido.

Existen algunas variantes de este dicho, entre las que se pueden mencionar las siguientes: “El que ríe el último, ríe con más ganas”. También “El que ríe el último ríe dos veces”.

«Este 24 de mayo nos llama a la reflexión de ver como los aconteceres del mundo y del país se van realizando y ¿quién será el que ríe ultimo?», se interrogó Zarlenga

Escucha la  editorial completa:

NG