En la final de la Copa Libertadores, River venció a Boca por tres a uno y es el nuevo campeón de la Copa Libertadores 2018.

Con esta nueva obtención en Madrid, Marcelo Gallardo obtiene su segunda Copa Libertadores con el equipo Millonario, como entrenador, y llegó a la cuarta copa de la institución.

El primer fue trabado, con poco juego, muy interrumpido por las faltas y discutido por los jugadores y el árbitro.

La primera acción de riesgo fue de Boca. La misma fue un remate de Pablo Pérez, el cual terminó siendo contenido por Armani. Esa jugada fue creada por el capitán “Xeneize”, luego de una serie de cabezazos en el área millonaria.

Minutos más tarde, River tuvo la suya. Desde el corner izquierdo, Gonzalo Martínez jugó rápido la pelota para Nacho Fernández, quien tiró el balón por encima del travesaño.

Tras estos intentos, el cotejo siguió siendo parejo, pero ninguno de los dos equipos quiso regalar ni un segundo de concentración.

Casi llegando al final del primer tiempo, Darío Benedetto marcó el tanto para Boca. Luego de una excelente asistencia de Nahitan Nández, el delantero enfrentó a Franco Armani –arquero de River- y colocó el balón al lado del palo izquierdo, desatando la locura del pueblo azul y oro.

La etapa inicial finalizó con la ventaja a favor de Boca por uno a cero, en el estadio Bernabéu, la casa del Real Madrid.

En el complemento, River se despertó y fue mejor, dominando las situaciones y arrinconando a Boca contra su arco.

En ese tiempo hubo una polémica. Esa jugada fue entre el arquero Andrada y Lucas Pratto, en donde el delantero va a buscar el balón y el portero sale a cortar, produciendo un choque entre los futbolistas. Cunha –el árbitro- decidió no cobrar penal.

Luego de esa acción, el equipo de Marcelo Gallardo continúo con su juego, replegando los laterales y cortándole el sistema táctico a Boca.

En el minuto 22 del segundo tiempo, River empató el encuentro. De la mano de Lucas Pratto, quien tuvo que tocar la pelota, luego de excelente jugada colectiva del equipo “Millonario”.

Con las tablas en el marcador, los dos conjuntos hicieron un juego friccionado y terminaron yendo al alargue.

Tiempo extra:

Si para Boca –el segundo tiempo fue difícil- el alargue se transformó en una pesadilla, ya que en el primer minutos de los 15, del tiempo extra, Wilmar Barrios se va expulsado, luego de una dura entrada ante Exequiel Palacios.

La única jugada de riesgo del periodo fue de River. La misma fue un remate desviado de Álvarez, el cual se perdió por el primer palo del arco “Xeneize”.

Pero en los segundos 15 minutos, el equipo de Marcelo Gallardo marcó dos tantos: Juan Fernando Quintero y Gonzalo Martínez, sentenciaron el tres a uno final y de esta forma, River se transformó en el nuevo Campeón de la Copa Libertadores 2018.

Nestor Lamagnni