La inflación para el primer trimestre del año «estará cerca del 10% y en febrero rozará el 4%», manifestó la economista Marina Dal Poggetto, quien lo adjudicó, en parte, a las paritarias y a los ajustes en los precios derivados del salto cambiario de agosto 2018.


«Con la medición a hoy, estamos más cerca de 4 que de 3 (por ciento) para febrero», y con «una cifra cercana al 10%» para el primer trimestre del año, dijo Dal Poggetto.

Según la economista, «el pico inflacionario del 50% del año pasado generó una serie de ajustes en los precios; contratos que se ajustaban una o dos veces por año se empezaron a ajustar más seguido».

Otro factor que incidió en los cálculos de la directora de la consultora Eco Go fueron las paritarias «que hasta 2017 tenían dos aumentos y en 2018 tuvieron cinco o seis».

La economista mencionó asimismo como causales, en primer lugar, a los aumentos de las tarifas y de la carne que, según su criterio, agregan casi dos puntos a la medición, seguidos por la inercia generada por la recomposición de márgenes de asociados al «salto cambiario» de agosto pasado.

«Lo que se está viendo es una aceleración inflacionaria con cada vez más precios indexados; modificar esto con una política monetaria muy rígida sería muy costoso en términos recesivos y generar una recesión en tiempos electorales es complicado», subrayó.

Por último, indicó que desde su consultora están trabajando con una proyección de inflación anual del orden del 34%, «consistente con un salario subiendo en la zona de 35 o 36 (por ciento) y con un tipo de cambio subiendo cerca de la banda inferior, a lo que se debe agregar cuatro puntos del aumento de las tarifas».

NG