El jueves pasado, los operarios bloqueaban los portones y salida de camiones y los uniformados comenzaron a desalojarlos violentamente con balas de gomas y gases lacrimógenos.

La empresa avícola en la cual registra una larga de lucha para reincorporar a cientos despedidos, vuelve a ser noticia.

Este viernes, la policía volvió a reprimir un nuevo intento de corte por parte de los operarios de la Plata 2, ubicada en Esteban Echeverría.

Allí, los obreros habían definido volver a realizar una medida de fuerza, con la policía irrumpió violentamente. Ahora, permanecen frente a los portones a la espera de una respuesta de la empresa y las autoridades.

“Hicimos una olla popular y así nos respondieron. Estamos en una situación crítica, tenemos a 1600 suspendidos y han llegado 180 cartas de despidos y sin indemnización”, le dijo Walter Legui, trabajador de Cresta Roja.

“No tenemos respuesta de nada, la única respuesta que tenemos es la represión. Pero la gente quiere que le paguen o le avisen si van a trabajar, nada más”, agregó desde el lugar.

Melisa Delgado Niglia