Legisladores mendocinos de la Unión Cívica Radical presentaron un proyecto para eliminar el artículo 38 de la Ley de Asociaciones Sindicales. Establece que los empleadores están obligados a actuar como agentes de retención de los aportes que los trabajadores destinan a los gremios.

Presentaron el proyecto en la Cámara de Diputados Jimena Latorre, Alfredo Cornejo y Federico Zamarbide y en la de Senadores Pamela Verasay.

«Resulta imprescindible incrementar los esfuerzos colectivos en coherencia con las medidas sanitarias y económicas que se toman en el marco de una situación de excepción. Ello requiere reducir todas aquellas obligaciones que no sean imprescindibles y hagan aún más gravosa e insostenible la finalidad de preservar los puestos de trabajo y la integridad de las remuneraciones», sostuvieron los legisladores opositores.

 Asimismo, buscan poner un tope al aporte solidario que realizan mensualmente los trabajadores. «El aporte será anual y no podrá superar el 0,5% del salario del trabajador del mes en el que se deba cumplir con dicha obligación».

Señalan los legisladores que así como el Ejecutivo suspendió algunos aportes patronales, es «necesario y oportuno extender el esfuerzo a los sindicatos con personería gremial».

 Y agregaron: «Esto en el razonamiento de que la emergencia impone como elemental prioridad conservar los puestos de trabajo de aquellos mismos trabajadores».

Presentaron la iniciativa después de que Alberto Fernández se mostrara el miércoles con Hugo Moyano, y antes del almuerzo con la CGT.

Liliana Lopez