Llega el receso escolar para los más chicos y muchos adultos continúan con sus actividades laborales ¿Cómo lograr que disfruten de su descanso sin transformarlo en una nueva rutina de verano?

“Lo principal es respetar el tiempo de descanso de los chicos. Si madrugan, podemos dejar que en vacaciones duerman hasta más tarde, por ejemplo. Tenemos que pasar del compromiso que teníamos como padres del ‘hay que ir a clases y hacer deberes’ al compromiso de que sientan ‘algo de relax’”, expresó por la 97.7 el Lic. Sergio Farinelli, especialista en Infancia.

Y agregó: “No continuar con una carga que sea un peso para el chico y  mandarlo a la colonia, taller de idiomas, pileta y lo seguimos cargando de actividades. Eso no se debe hacer”.

“Se los puede incentivar desde un lugar de relajación pero que los incluya en el hogar. Cocinar, ordenar el placard”, dijo el especialista.

Escuchá la nota completa y toma nota:

Melisa Delgado Niglia