Compartimos la columna editorial del Coordinador General del Grupo Agenhoy.

¿Y si en lugar de «achicar el gasto» (salarios, educación, salud) le aplicás impuestos a la renta financiera?

¿Y si empezas a ponerle condiciones a las transferencias de activos al exterior?

¿Y si dejas de subsidiar a las dudosas compañías aéreas mentirosamente presentadas como low cost?

¿Y si empezas a controlar qué pasa con la exportación de granos?

¿Y si dejas de bajarle los impuestos a la importación de artículos suntuarios, como los autos de alta gama y el champán?

Y si vos y tantos otros dejan de usar la eterna vía judicial y pagan sus multimillonarias deudas con el Estado?

¿Y SI DEJAS DE PONERLE NOMBRES RAROS A LAS COSAS, PARA QUE LA GENTE COMÚN CREA QUE NO ENTIENDE Y TE CREA A VOS Y TUS «ECONOMISTAS»?

«Déficit fiscal»: ¡pero dejate de joder!

NG