El referente de la Red de Industriales y Emprendedores Laudatistas (RIEL), Federico Cuomo, salió con los tapones de punta contra las entidades bancarias por las demoras en implementar créditos anunciados por el Gobierno.

Hay que tener en cuenta dijo el dirigente que «las pymes son la más golpeadas del sector productivo, no sólo por la actual recesión a causa de la prevención ante el coronavirus, sino que son las empresas que llegan a esta coyuntura a los tumbos por los cuatro años de macrismo. Hacia ellas el Gobierno destinó varias medidas que no se están pudiendo aplicar».

Federico Cuomo señaló: “Estamos pidiendo agua, y los bancos pusieron un desierto. Ni siquiera nos dan un vaso de agua. No se entiende como en Argentina está cerrada la justicia, el clering bancario está abierto y las sucursales estén cerradas”.

Según Cuomo existe una “contradicción total” y “dos problemas”: por un lado, el cómo pagar los sueldos, “porque el 80-85% del entramado productivo argentino está parado desde antes de la cuarentena”; por el otro, que “en ese período nosotros teníamos girado cheques, que están entrando. Es la forma en un país donde el sistema bancario históricamente financia muy poco a lo productivo, hay una cultura entre las pymes que muchos nos financiamos a través de las pymes. En otro lado el banco te da el dinero y me cobra a mí, en Argentina es un acuerdo entre nosotros, nos conocemos: yo te doy 30- 60 y 90 o el acuerdo de plazo que sea, y nos financiamos con ese medio de pago”.

“Ordené que no vuelva a repetirse”: Para Alberto Fernández, lo que pasó en los bancos es “inadmisible”

El Gobierno decretó la cuarentena el 20 de marzo y dijo que no iba a haber clering hasta el 31, pero Cuomo explica que “entre el 20 y el 31, todos teníamos girado cheque, teniendo en cuenta una situación normal –en la que todos trabajamos- y eso rompió la cadena de pago, y a la vez, el proveedor que habitualmente me vendía a 90 días, va a venir y me va a decir ‘págame los cheques rechazados y al contado la mercadería que me pedís ahora´”.

En este marco, resaltó que “el gobierno anunció una serie de créditos para pagar los sueldos, y no accede nadie. Los que los están empezando a dar son el Nación y el Provincia. Todos los bancos privados te dicen que todavía no está reglamentado, que no está instrumentado”, y siguió: “Hay que entender que acá estamos discutiendo 6 millones de puestos de trabajo que tiene que cobrar su sueldo el próximo lunes. El problema es que los bancos privados le están tirando la carga a los bancos estatales, y eso es inviable”.

LF