Siete comisarios generales que integraban la cúpula de la Policía de la provincia de Buenos Aires fueron pasados a «retiro activo obligatorio» por disposición del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, se informó oficialmente.

Se trata de Miguel Ángel Maccario, superintendente de Seguridad de San Martín-Tres de Febrero; Oscar Eduardo Terminiello, superintendente de Seguridad Interior Centro; Gabriel Alejandro Lamónico, superintendente de Seguridad Interior Sur; y Miguel Ángel Alanís, superintendente de Seguridad Oeste.

Según el informe oficial, los otros comisarios generales remplazados son Claudio Marcelo Blanco, superintendente de Seguridad; Claudio Alejandro López, director provincial de Suministro; y Rubén Alberto Lobos, superintendente de Seguridad Vial.

Como lo indica el nombre de la superintendencia a su cargo, Maccario tenía jurisdicción en los partidos bonaerenses de San Martín y Tres de Febrero; mientras que Terminiello abarcaba las áreas de Guaminí, 25 de Mayo, Azul, Tandil, Dolores, Chascomús y San Vicente.

Por su parte, la superintendencia de Lamónico incluía las departamentales de Bahía Blanca, Coronel Suárez, Tres Arroyos y Necochea; en tanto que Alanís dirigía las de La Matanza, Morón, Moreno, Merlo, Luján, General Rodríguez, Marcos Paz y General Las Heras.

A su vez, todas estas áreas de Seguridad mencionadas dependían de la superintendencia conducida hasta hoy por Blanco.

Según fuentes oficiales, los reemplazantes de estos siete comisarios generales aún no fueron designados y recién se los dará a conocer cuando sean definidos en los próximos días.

Fuentes del ministerio de Seguridad precisaron a Télam que los reemplazos de estos jefes policiales se realizarán cuando se efectivice en los próximos días la reestructuración de la fuerza.

Ezequiel Bértola