Continúa la rosca en la legislatura por quién será el próximo diputado que ocupe el sillón de la cámara baja, y en los últimos días surgieron los nombres de Federico Otermín, riñón del intendente Martín Insaurralde, que cuenta con la banca de Máximo Kirchner; y Juan Carlos «Cuto» Moreno, el legislador que acompañó a Axel Kicillof durante la campaña.

A unos días para la asunción de nuevo gobierno, continúa el reacomode en los distintos espacios y, en la Cámara de Diputados bonaerense, aumenta las tensiones dentro de los bloques peronistas y kirchnernista por ponerse de acuerdo en quién ocupará el sillón.

La disputa se da entre el gobernador electo, Axel Kicillof, y el diputado nacional Máximo Kirchner. Tras un desfile de nombres, finalmente hay dos que resuenan fuertemente: Federico Otermín, riñón del intendente Martín Insaurralde, que cuenta con la banca de Máximo Kirchner; y Juan Carlos «Cuto» Moreno, el legislador que acompañó a Kicillof durante la campaña.

Ante este escenario, Máximo Kirchner quiere cumplir su acuerdo con el intendente Martín Insaurral, apoyando al diputado Otermín para que sea el próximo presidente de la cámara baja.

Por su parte, los planes de Axel para la legislatura es poner a alguien de máxima confianza, e impulsa a Moreno para asumir ese espacio.

Lo cierto es que la definición dependerá no solo de esta disputa sino que influirá el armado de los gabinetes nacional y bonaerense.

Lo que sí se concretó, es que habrá un bloque unificado, luego de que el Frente Renovador diera marcha atrás con la decisión de crear interbloques. Asimismo, el espacio que lidera Sergio Massa desistió de su plan de quedarse con la vicepresidencia, lugar que finalmente será de María Eugenia Vidal. Pero buscará con quedarse con comisiones claves.

NG