Por Melisa Delgado Niglia.

Las PASO para jefe de Gobierno porteño dejaron un particular escenario: en porcentaje de votos válidos, que son los que cuentan para las primarias e incluyen los blancos, Horacio Rodríguez Larreta superó a Matías Lammens y quedó cerca de conseguir un triunfo en primera vuelta; sacó 46,34%, 3,66 puntos menos de lo que requiere la Constitución local. Sin embargo, cuando el escrutinio se hace con los sufragios positivos, como cuenta en octubre, sin los blancos, el candidato de Juntos por el Cambio llega al piso necesario: consiguió 50,67%.

La consultora Proyección, integrada por sociólogos de la UBA realizó un último estudio con 400 casos, relevados de modo online entre el 4 y el 8 de septiembre, y con un margen de error de +/- 4%.

El informe midió dos escenarios de primera vuelta, con boleta completa, incluyendo el tramo presidencial; y con boleta corta, con los candidatos a jefe de Gobierno solos. Por el nivel de indecisos y el margen de error puede concluirse que el escenario sigue abierto. Larreta sigue favorito, pero aún sin garantías de triunfo sin revancha.

Boleta completa

Según Proyección, Macri/Larreta llegan a 47,6% contra 38,9% de Fernández/Lammens. Lavagna/Tombolini suman 5,5% y Del Caño/Solano, 1,1%. Pero hay un 6,1% de indecisos que pueden definir si habrá o no otra instancia.

Boleta Corta

Larreta sube a 48,3% y Lammens baja a 38,1%. Pero sigue un 5,7% de indecisos y el interrogantes se mantiene.

En las PASO, las diferencias entre los presidenciales y los locales fueron relativamente bajas: pese a su imagen decaída, Macri sacó sólo 32.473 sufragios menos que Larreta, sobre casi 2 millones de votantes; y Lammens, pese a su bajo nivel de conocimiento, obtuvo 26.378 menos que Fernández. Poca distancia, pero que en un escenario con el balotaje latente puede resultar clave.

Proyección sondeó también un escenario de balotaje, y Larreta sigue como favorito: 51,9% contra 42,9% de Lammens, con 5,2% de indecisos.

Melisa Delgado Niglia